viernes, 23 de julio de 2010

Debería ser Francés?

Ser o No Ser!

C
uando estaba en Cartagena, no negare que es hermosa, absolutamente es una bella ciudad de contrates. Pero en el hotel donde estuve, era mas importante los extranjeros que los nacionales, la discriminación nacional era tan evidente, que me sorprendió mucho, hasta la comida era distinta. No vendían un jugo en la mañana en el momento del desayuno, pero si un Francés, un Alemán o un Belga decidian tomarse un "trago" a ellos si se los daban.... no me pareció. Además hasta en el comercio se evidenciaba. Si tenias un acento distinto o podías evitar a los compradores o acercarlos. Yo tengo la habilidad de acentos para hablar, la proxodia, que llamaríamos algunos!!! y pues la use mucho, en especial cuando debía preguntar una dirección, comprar algo o incluso cuando me metía al mar. Fue genial "disfrazarse" de francés por esos días, lo creyeron? claro que si... de donde eres... de París, Francia!!!! jajaja :D. Lo único fue la desventaja en el hotel, mientras yo comía una sopa de ajo, ellos Pizza, mientras yo tomaba jugo de mora, mas bien dilución de mora, ellos coca cola, y es mas ellos comieron lasagna y nosotros ni pasta!!!... me gustaba ver como cantaban canciones y como se reían, y contaban sus cosas... la mayoría de los huéspedes les decían los gringos.... pero ninguno hablaba ingles... bueno solo una pareja lo hablaba, pero eso fue cuando íbamos en yate hacia Baru, Bolivar. Los huéspedes extranjeros, por cierto muy impactantes, blancos y altos, hablaban francés, belga y alemán!!! Toda la ciudad estaba llena de extranjero, era tan entretenido distinguirlos y saber maso menos de que país eran por su idioma, acento, forma de actuar y de vestir. En mcdonalds había una señora de Argentina confundida por los pesos colombianos. Habían unos visitantes de Haiti, que bailaban todo lo que sonara. La pareja de gringos, que por cierto, su olor era desagradable. Los franceses del yate, que por poco y los deja el yate.... como regresarian a Francia???... La familia Alemana que se sentó a ver los barcos. Los lectores de la playa eran europeos, y los que bailaban y nadaban eran de la nación. Yo soy blanco excepto en mi rostro y mis manos, pero si me quito la camisa.... mi blancura casi amarilla se irradiaria por todo el departamento de Bolivar.... mis pies pálidos se semejaban a los pies de los extranjeros, me faltaron los ojos claros y me podía disfrazar!!!!.... Me gusto mucho compartir con tanta gente extranjera, tantos "gringos", lastima que aunque yo estuviera feliz de estar con ellos, el resto estaba algo inconforme por el trato respecto al de ellos. En fin, Cartagena es una perla de atención para los países del mundo, espero que siga creciendo mucho mas los turistas y algún día, mezclarme en una calle de París y sonreír, debido a que me asemeje a uno de ellos... un colombiano Francés.... París, Je T´aime! :D